Inicio > Entrevista > Entrevista de semblanza: Florencio León

Entrevista de semblanza: Florencio León

Ana Noriega / 

Florencio y su hijo

Nos presentamos y, de la manera más cordial, me invitó a pasar. Nos sentamos en una de las mesas del pequeño restaurante. Florencio es un hombre alto de cara alegre, que en el momento en el que le dije que quería que me contara su vida, no tuvo dificultad para empezar a hablar.

“Nací en Querétaro, de padre y madre queretanos” me dijo el hombre que en 1966, cuando empezó el negocio junto a su padre, iba a cumplir 8 años.

A su padre, de oficio panadero, le ofrecieron ser el proveedor para un señor que vendía hot-dogs, negocio que en un principio fue muy fructífero, y mientras su padre vendía el pan, él era ayudante del señor en el puesto. Pero después empezaron a surgir las dificultades. “Nomás lo que tenía este señor era que le gustaba un poco beber” cuenta el entrevistado, y cuando las relaciones laborales se rompieron con el vendedor de hot-dogs, el joven Florencio le propuso a su padre iniciar un negocio propio de manera formal. Poco o nada se imaginó que su infantil idea iba a convertirse en uno de los “changarros” de comida más populares y de más tradición en Querétaro. La empresa al principio no tenía nombre, incluso fue difícil encontrar el nombre correcto. El carrito no tenía ningún tipo de letrero, y después de intentar con un nombre no muy identificable, la familia decidió quitarlo para darse cuenta de que los clientes ya los tenían identificados con otro; “lo bonito es que los mismos clientes se encargaron de poner el nombre “La Congregación”” comenta León, pues la cercanía con el simbólico templo de La Congregación los hacía fáciles de localizar

Florencio me cuenta animado que el negocio tuvo un comienzo muy austero. El primer carrito lo fabricó su hermano con llantas de triciclo y madera triplay, mismo que llevarían a su primer evento, la Feria de Querétaro en diciembre de 1966, y de la cual serían echados a falta de los permisos correspondientes.

Entonces Querétaro era una ciudad pequeña, con menos de 200,000 habitantes, y aunque abatidos por la falta de éxito obtenido en la feria, los León decidieron salir a vender sus productos a la calle, en la esquina de 16 de septiembre con Próspero C. Vega (ubicación que posteriormente cambiarían a 16 de septiembre con Pasteur) en el centro de la ciudad. Afortunadamente, las ventas fueron exitosas.

Al escuchar hablar a Florencio sobre su padre, puedo sentir la emoción que lo invade. Con una felicidad que no puede ocultar me cuenta que fue su padre quien lo enseñó a elaborar el pan que a lo largo de los años los ha distinguido, y que tras la muerte del que fue su maestro y socio en los negocios, se comprometió consigo mismo a hacer y vender los mejores hot-dogs de Querétaro.

UNA NUEVA GENERACIÓN DE “LA CONGREGACIÓN”

El entrevistado se define a sí mismo como cofundador y segunda generación a la vez, pues aunque él estuvo a su lado desde el inicio, fue su padre el primer propietario del negocio.

Florencio ha estado casado durante 28 años, y es padre de 3 hijos. Con el mismo orgullo y felicidad con los que habla sobre su padre, también habla sobre sus hijos, y ha encontrado un gran apoyo en su esposa también.

Una sonrisa de oreja a oreja se dibuja en su cara cuando los describe individualmente, y manifiesta sin tapujos, las grandes satisfacciones que el ser padre le ha brindado. Está seguro de que, aunque cada uno tenga su carrera profesional, ajena al negocio familiar, éste siempre va a ocupar una parte importante de su tiempo. Es por eso los ha invitado a continuar con “La Congregación”, a lo que ellos han respondido con gran aceptación y felicidad.

Los hijos de Florencio son la tercera generación en el negocio, y según el entrevistado, son los encargados de aportar una nueva visión para adaptarlo a los nuevos mercados. La perseverancia de las dos primeras generaciones ha sido la clave para que esta pequeña empresa haya llegado a posicionarse en donde está actualmente, y es precisamente este valor, la herencia que recibe la tercera generación para cumplir el objetivo principal que tienen: seguir creciendo. Esta familia es un ejemplo claro de que la unión hace la fuerza.

El segundo de los tres hijos se encuentra sentado a unos metros de nosotros, y al escuchar hablar a su padre, también sonríe. Como parte de esta nueva visión, él se ha encargado de introducir a “La Congregación” en las redes sociales de internet, cosa que no convencía mucho a su padre, pero que fue un riesgo que tuvieron que asumir para poder llegar a todos los públicos, y que les ha funcionado muy bien, prueba de que se puede innovar sin perder las tradiciones.

Florencio les ha enseñado a sus hijos a trabajar duro, a tener confianza en sus productos y a estar orgullosos de ser queretanos, “yo les doy las ideas, ellos las adaptan”.

Es evidente que, aunque en la familia León cada integrante está encontrando su lugar en diferentes áreas laborales, todos quieren lo mejor para el negocio familiar, y lo aportan desde sus capacidades y posibilidades para continuar obteniendo lo mejor del negocio y ofreciendo lo mejor para el cliente.

 EL CLIENTE ES PRIMERO

“La Congregación”, además del típico carrito que está 5 noches a la semana atendiendo al público y ahora el local en Gutiérrez Nájera, brinda servicio de catering en eventos que van desde kermeses escolares hasta torna bodas, pasando por baby showers, XV años y graduaciones.

Al hablar sobre sus clientes, Florencio se pone serio. Para él, la confianza del cliente y posicionarse en el mercado, son cosas extremadamente difíciles de ganar y facilísimas de perder, pues si bien ha tenido la satisfacción de servirle a artistas, políticos, deportistas y reporteros reconocidos, asegura que todos sus clientes son tratados igual, a todos se les ofrece la calidad que merecen.

La pasión que el propietario de este negocio siente por su trabajo, se derrocha cuando cuenta anécdotas como la que tuvo en una fiesta, en la que cuenta “me llevé la sorpresa de que en la fiesta estaba Andrés García, y además cantaron Alejandro Fernández y Joan Sebastian”, a esto agrega que a un evento para el que lo contrataron asistió el presidente Felipe Calderón.

Florencio ha recibido infinidad de cumplidos y buenos comentarios sobre sus productos, y lejos de perder la humildad y las ganas de servir, ha sabido utilizarlos como motivo para echarle ganas y seguir ofreciendo la calidad de siempre. Él busca que a la gente le guste su producto para que después lo reconozcan de entre los demás. Para Florencio la competencia es buena, porque lo hace dar lo mejor de sí y al mismo tiempo genera beneficios para el cliente. Un ejemplo de estos beneficios fue la creación del hot-dog mini, pensado especialmente para fiestas infantiles.

Para este fanático del hot-dog, que después de más de 40 años de prepararlos y servirlos, nunca se ha hartado de comerlos, el secreto de calidad son los ingredientes; utilizar siempre las mismas marcas, cuidar los vegetales y nunca aminorar costos, pues todos estos detalles son los que, de acuerdo con su creador, hacen a un hot-dog de “La Congregación” original.

UNA EMPRESA QUERETANA DE PROYECCIÓN INTERNACIONAL

Con el tiempo, “La Congregación” ha empezado a ser reconocida por gente que no es de Querétaro y que reconoce la calidad de los productos que la empresa ofrece. El año pasado, sus servicios fueron requeridos en eventos del Mundial Sub-17, y para Florencio fue impresionante el como la gente (incluyendo al gobernador del estado) prefería sus hot-dogs de entre toda la variedad internacional que había. Una mujer alemana los felicitó por su excelente servicio y productos, e incluso pasó a despedirse de ellos. Este tipo de demostraciones hacen a Florencio sentirse orgulloso a más no poder.

En su afán por seguir en crecimiento y convertirse en una fuente de trabajo, “La Congregación” es ahora una marca registrada, y pertenece a la COPARMEX, en donde empresas más grandes se pelean por apadrinarlos. Florencio intenta además, mantener una relación de respeto y confianza con empleados y proveedores, pues para él, es así como “lo quieren más a uno” y se trabaja mejor.

Ha habido momentos difíciles para el negocio, como cuando hay obras en la zona y no hay tanto tránsito de gente, o por algún ordenamiento municipal. Además el comercio es una ocupación muy difícil en la que prácticamente no hay descanso.

Sin embargo estas situaciones no han sido un impedimento para que Florencio esté siempre al pie del cañón, dando lo mejor a todos los clientes, pues todos son importantes y fundamentales en el negocio.

Las filas que se hacen en el carrito llaman la atención del turismo, y eso también los ha ayudado a posicionarse.

Durante la hora que estuve platicando con Florencio León, aprendí dos cosas: que la entrega, la pasión y el gusto por el trabajo son características fundamentales para el éxito empresarial y que todavía existe la gente buena de corazón en el mundo.

Escuchar a un hombre expresarse tan bien de toda la gente, verlo sentirse tan profundamente agradecido con la gente que lo ha acompañado durante tantos años y tan orgulloso de su tierra y su familia, me parece una fuente de inspiración para toda la gente que piensa que las cosas no pueden ir mejor.

“Me gusta tanto esto que mi pasión es estar aquí trabajando. Atiendo a los niños excelente porque ellos también son mis clientes” son las palabras de un hombre con una historia casi anónima, que podría ser la muchos otros mexicanos, pero que no pierde la fe en crecer, ni deja de asumir los retos que se le puedan presentar. Será gracias a todas estas acciones que en un futuro el nombre de “La Congregación” se mantenga en alto y en continuo crecimiento.

¡Felicidades Florencio!

Categorías:Entrevista Etiquetas: , , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: